Parque Castrelos se inaugura en diciembre de 2003 y nace para ofrecer un servicio de apoyo diurno a personas mayores que, por diferentes circunstancias, precisen ayuda para mantener autonomía en la realización de las actividades básicas de la vida diaria, apoyo psicológico, social, mantenimiento y recuperación funcional o, simplemente, necesiten sentirse activos y acompañados.

Nuestra metodología se centra en las personas, teniendo la dignidad de las mismas, como punto de partida, entendiendo que merecen ser tratadas con igual consideración y respeto que cualquier otra, con independencia de su edad, grado o nivel de autonomía.

En este sentido, dentro del centro, cada persona es protagonista de su propia vida. Los profesionales, acompañamos y apoyamos, intentando generar, con su participación, y teniendo en cuenta su historia de vida, propuestas acordes a sus intereses y expectativas. Llenamos el día a día de momentos placenteros que les hacen participar, sentirse útiles e integrados en la gran familia que conforma nuestro centro.

“Somos un centro dinámico, familiar, acogedor, abierto a la comunidad y en constante evolución”.

No nos gusta hablar de terapias, preferimos dar normalidad a lo que hacemos, ya que la experiencia nos dice que las personas a las que prestamos apoyo, prefieren vivir con naturalidad esta etapa de la vida. Ensalzamos aquello que conservan, dando valor a poder mantenerlo, en lugar de hablar continuamente de lo que ya se ha perdido.

Fomentamos la vida activa, el mantenimiento de capacidades, la recuperación de hábitos saludables, las emociones positivas y las relaciones sociales. Todas estas actuaciones se traducen en la mejorara de la calidad de vida y favorecen, una percepción más positiva del envejecimiento.

Damos gran importancia a la atención de las emociones y sentimientos, el estado emocional marca nuestra vida, por lo que su buen o mal manejo influye, claramente, en nuestro estado de salud. Son los encargados de proporcionarnos la energía necesaria, para resolver con éxito problemas, así como la realización de actividades nuevas.

Imprescindibles en nuestra vida cotidiana, ya que nos impulsan a actuar, para conseguir nuestros deseos y satisfacer nuestras necesidades.